6.10.16

Reseña: S T R A N G E R T H I N G S


La serie de la semana se nos ha retrasado bastante. Pero aquí estamos para recomendarla, porque nunca sabes quien puede haberla visto y quien no, a pesar de que se trata de un trabajo muy conocido de los hermanos Duffer.



Se trata de una producción de Netflix. Stranger Things podría concebirse como una serie más del montón, sin embargo ha conseguido cautivar a una gran cantidad de cinéfilos (en su mayoría), principalmente por las referencias a grandes iconos del cine y de la cultura juvenil en general, aunque la primera y más clara referencia se aprecia en la situación temporal de la obra, nada más y nada menos que en los 80’s.
Es complicado realizar una síntesis de la serie sin llegar al tan temido spoiler. Podemos decir que se trata de un gran misterio que poco a poco va mostrando sus raíces. Avisamos de que se trata de una historia tan adictiva que posiblemente llegues a terminarla en menos de un fin de semana.



Lo mejor: Sus personajes. Es curioso este caso, pues la importancia del relato va turnándose de forma impactante entre cada uno de los participantes del elenco como una bomba que está a punto de estallar. En nuestra opinión la guinda del pastel es 11 (Millie Bobby Brown), quien para su temprana edad consigue desenvolverse con majestuosidad en su papel. Cruza los límites de los arquetipos estáticos, y pasa de ser tan adorable como E.T (E.T, el extraterrestre. 1982) a tan peligrosa como Carrie  (Carrie. 1972). De la serie podemos destacar también la participación de la actriz de renombre Winona Ryder, quien en algunos momentos puede llegar a contagiarnos el estado de nerviosismo tan tremendo en el que se sume su personaje, Joyce Byers. Otros de nuestros favoritos de la serie son Chief Hopper (David Harbour), el sheriff encargado investigar la desaparición del hijo de Joyce, y Johnathan Byers (Charlie Heaton) el hermano mayor del joven desaparecido, un adolescente solitario, pero valiente y decidido.





Lo peor: La serie es ridículamente corta. Te ponen el caramelo en la boca y cuando comienzas a disfrutar más del sabor, Netflix te lo quita dejándote pensativo y con muchas esperanzas puestas en la ya anunciada (Y ESPERADÍSIMA) segunda temporada.



Puntuación: 9/10. Extremadamente recomendable. Seguramente, al terminar de verla, no vuelvas a fiarte de cuando las luces parpadean. 


¿Y por qué un nueve? [Aviso de Spoiler] Pues porque existen algunas lagunas en la serie, como la desaparición de Bárbara (Shannon Purser) y como nadie más que Nancy (Natalia Dyer) le dan importancia, y ni si quiera se trata de una importancia real, pues ésta se va evaporando según se avanza en la trama. #PrayForBarb